Brutalidad conceptual de la mano de Dimmu Borgir en su obra maestra “In Sorte Diaboli”

Título: In Sorte Diaboli
Artista: Dimmu Borgir
Año de lanzamiento: 2007

Brutalidad y contundencia es lo que impera en un trabajo de Dimmu Borgir. Grupo opulento en sonido, con producciones elaboradas, densas, con sonido a caballo entre lo ambiental y lo poético, entre lo duro y lo épico.

Un gran trabajo de art-work en la presentación de este vinilo, a cargo del sello Nuclear Blast, donde todo es capricho y lujo, desde el libreto hasta la estampación de los vinilos. Una verdadera obra de arte en edición limitada.

Se puede considerar este trabajo como una obra conceptual, todo girando en torno a una temática, oscura, medieval, con un sonido muy homogéneo, como una banda sonora de una película… te pide que pongas el volumen muy alto y te dejes llevar, sumergir en esa atmósfera opresiva, tétrica. Los que nos educamos en el rock más clásico o en el jazz nos encontramos aquí con una obra muy distinta, pero llena de mérito, de trabajo, de ideas, de historia.

Tras admirar durante largo rato toda la documentación y detalles del vinilo, nos disponemos a afrontar esta escucha.

Cara A. In Sorte Diaboli.

Arrancamos en The Serpentine Offering con una preparación sutil, un sonido de fondo, con percusiones y sensación de marcha militar, fuerte y densa, dura y ambiental. Coros casi gregorianos para dejar  entrar a la banda, sin anestesia, sin tapujos, sin mesura, y sumirnos en la opulencia misma, en la contundencia salvaje de una batería a doble bombo que parece una ametralladora.

La voz sobre todo este clima hard, rasgada y acompañada de las guitarras distorsionadas, dejando aparecer ocasionalmente un hueco donde el bajo matiza. Cambios continuos de dinámica y de ritmo. Todo es locura y un nivel de coordinación muy elevado, jugando con las sensaciones. Estos cambios son muy radicales y vuelven sobre la base marcial.

De repente te dejan desnudos unos coros armonizados y aparecen voces más melodiosas, metidas en el Metal melódico, y enfilando la salida del tema hacia una especie de epitafio vocal. Guitarras y baterías alternándose en este final con el riff más marcado.

A través de otro alarde de brutalidad rítmica pasamos a The Chosen Legacy, sobre la batería y con gritos, respiración, y aspiración, para caer en el tema, sin perder el punch inicial y pasando a los cambios de rítmica.

Las guitarras y los teclados marcan líneas adicionales algo épicas, marcando las guitarras el riff frenético sobre la batería. Arranque y parada guitarrera y vuelta al riff. Con la voz no muy adelantada y estando todo muy comprimido, para rematar todo sobre una base mas ambiental y similar al arranque del disco (esta sonoridad hace de nexo de unión y base de coherencia). Final abrupto.

En el tercer corte nos encontramos con The Conspiracy Unfolds, y, siguiendo con la sonoridad previa, usa una voz algo más grave y unos coros de refuerzo que matizan y acrecientan la sensación de pesadilla.

Las guitarras y batería vuelven a ser incansables, con ritmo muy elevado y casi rozando la indefinición. Siempre fraseando de fondo para dar coherencia al tema. con letras larguísimas y voces en off. Una auténtica banda sonora.

En The Sacrilegious Scorn, comenzamos con teclados ambientales unificando con el comienzo de la cara A, y las baterías realizando un amago de inicio para acabar con el doble bombo.

El teclado marca la melodía, mucho más épica, con coros de refuerzo doblando la voz que ahora es más melancólica. Sobre un path de teclado más sintético, más ambiental, nos dejamos caer en la voz rasgada, la voz del mal.

Van alternando estas sonoridades entre melódicas y medievales, con un clavicordio marcando compases y la brutalidad incómoda de la voz principal.

Cara B. In Sorte Diaboli.

Esta cara del vinilo empieza algo distinta… un temazo instrumental, The Fallen Arises, con percusiones de fondo sobre teclados ambientales, timbales oníricos y una gran sensación de antigüedad, con sonidos barrocos,  juegos de notas y compases muy clásicos. Coros de fondo y  sonido de caballos, de un bosque… lo ya dicho; una banda sonora.

Nos lleva sin dilación  alguna a The Sinister Awakening, doble bombo a muerte, dura, cruda, salvaje y la voz rasgada sobre la batería. El bajo crea densidad, pero sin destacarse. Las guitarras con distorsión a otro nivel. Templa un poco, como si tomara aire durante unos compases para volver a lo hipercalórico. Te sube el ánimo  y te dispara en la cabeza,  jugando con el ritmo cardíaco, siendo necesario escucharlo a alto volumen, para no perder impacto y efecto.

Coros reforzando sensación de opresión y final relajado sobre piano, muy relajado.

El The Fundamental Alienation los timbales nos acompañan de fondo con coros militares, y mucho eco.

El eterno doble bombo ametralladora entra para definir sonido, es su D.N.I. y la voz imposible sobre la línea de guitarra distorsionada, para volver a los cambios. Así tienes la sensación de que todo el disco se construye sobre la misma estructura, para dar coherencia y continuidad, apenas cambiando los detalles para viajar entre los diferentes temas y partes de la historia. Y son estos matices los que dan riqueza sonora a la obra.

Frenan continuamente para dejar hueco a los coros y la voz se vuelve más opresiva por momentos.

Los dos temas finales van unidos, casi ni te das cuenta del cambio de uno hacia el otro… The Invaluable Darkness inicia este ciclo con un ritmo cadencioso, para destacar sobre los demás temas del disco en cuanto a originalidad y frescura. Frenan el sonido para dejar oír la voz sin arropar y con la batería por sus fueros, en plan gimnasio.

Segundas voces muy protagonistas y claras, muy operísticas. Situando este tema como el más interesante, a efectos de matices y ritmo. Y, tal y como ya comentamos, entras en The Foreshadowing Furnace, que, si bien parece la continuación clara del anterior, ya pierde la sensación de ritmo que nos había encandilado del anterior corte.

Las baterías se frenan y parece que se acaba, se relaja y te aleja de la opresión dominante de este disco, hasta que vuelven las voces locas y las baterías esquizofrénicas.

Final loco sobre efectos sonoros, viento y crepitar del fuego.

 

Interesante escucha de uno de los exponentes de más calidad de un género bastante distinto al usual en esta sección.

Esto es contundencia y opresión a partes iguales, es un disco con sonido ambiental (que no relajado ni anodino), es un sonido bruto en presentación, pero muy refinado en cuanto al nivel de ejecución.  Debes escucharlo a volumen alto para que conserve todo su efecto de impacto y sobresalto, no debe relajarte, debe incomodarte, debe meterte dentro de la historia, debe remover tus entrañas.

La presentación en vinilo de lujo y serie limitada es, simplemente, exquisita… ya podrían muchos trabajos presentarse con este nivel de mimo y atención al cliente (ver fotos de muestra), donde, hasta el vinilo, está profusamente decorado.

Para mí, que no soy un loco por el “Metal”, este disco (y algún otro que he ido localizando) han supuesto una gran entrada en este mundo, una entrada por la puerta grande, una de las bandas referente en este amplio género. Todo es calidad, todo es fuerza y todo es actitud, cosa muy, muy importante.

 

A divertirse…

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

©2018 Guitar Calavera Magazine / Diseño e implementación Pablo Villaverde | Estudio de Diseño

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?