Cuando el rock viene de Irlanda y con mayúsculas… Thin Lizzy y su joya “Black Rose” (1979)

Título: Black Rose: A Rock Legend
Artista: Thin Lizzy
Año de lanzamiento: 1979

Soberbio trabajo producido magníficamente por el gran Tony Visconti (Bowie, entre otros muchos). Y que cuenta con un nivel instrumental muy elevado, donde destacan las guitarras de Gary Moore.

Buena presentación del disco, y reconocido diseño de la portada y contraportada, por parte del autor Irlandés Jim Fitzpatrick.

Hablar de Thin Lizzy es hablar de Phillip Lynott, su líder, cantante, compositor principal y espléndido bajista. Es hablar del rock irlandés, es hablar de contrastes, de superación y de ser capaces de definir un estilo y sonido propios.

Lo primero que te choca es que uno de los pilares del rock de origen irlandés sea a cargo de un muchacho nativo, pero de pelo rizado y mulato. No es el esquema tradicional de clásico irlandés (a lo que se parecen más el resto de la banda), y, en cambio, si es representativo de todo un sonido, con temas de profundos rasgos y esencia irlandesa. Como el que da título al disco.

Este disco es divertido, rítmico, con fuerza, con un pie en el heavy o hard rock, pero con el otro pie en el folk o tradición irlandesa. Es un disco original, propio, con personalidad. De hecho, mantiene parte de su tradición en la contraportada, con el título escrito en la lengua Irlandesa.

Este es un trabajo realizado en 1979, a las puertas de los polémicos 80s, con algún tema que ya gira hacia esa década, pero con bastantes temas bien metidos en los 70s.

Entramos en materia.

Cara A

Arrancamos con energía, contundencia, una batería rítmica, pesada, dominante, hasta que entran las guitarras y ya estás en Do Anithing You Want To, pura definición de intenciones.

Se queda la voz con el bajo y, mientras, la batería circula con total libertad y maestría.

Riff de Gay Moore, muy conocido, y batería siempre presente. El bajo toma el control al tiempo que la voz se desarrolla, voz característica, de timbre inconfundible. Se dan el relevo las guitarras y el bajo, cada uno con sus riff característicos.

Es un tema que te pone de buen humor, es de buen rollo.

En Toughest Street In Town, se alternan en serie de pregunta respuesta la voz con la guitarra. para aparecer unos coros y el resto de la banda reforzando a la voz.

Guitarra y bajo eléctrico excelsos, con un deje a reel irlandés, pero bien metidos en el hard rock.

Solo de Gary Moore a muy alto nivel (este tipo no conocía otro nivel), en plena etapa heavy. Con progresiones y articulación muy virtuosas, pero corto en desarrollo… aquí no es el Rey.

El ritmo base lo ponen el bajo y la guitarra, siempre presente, con una batería, simplemente, perfecta y gruesa, con acertados breaks.

Entramos con ganas en S&M, donde vuelve a marcar la pauta la batería, espectáculo puro, y se queda cómoda arropada por el bajo. Riff duro, sincopado con la voz, muy rítmico, extraño. La guitarra amaga con entrar, usando un wah-wah se queda detrás de la sección rítmica.

La voz está muy tapada, juega, es distinta, susurra, habla fuera del tempo. Es muy interesante todo lo que hacen, es más experimental.

Las guitarras entran a placer, por fin, con un solo muy Moore, elegante y con gusto. Sabe como alargar las notas y donde frenar. No se queda ni regodea mucho en el.

El bajo es perfecto, muy definido y sabe cuándo meterse y como jugar.

La batería hace un breve y agradable solo, para dar paso a toda la banda y concluir.

Con un bajo limpio empieza Waiting For An Alibi, muy articulado y marcando la entrada a la que se le suma la guitarra.

Coros para reforzar una grandísima voz principal. Y donde la guitarra hace una agradable melodía sobre unas hermosas líneas de bajo.

Mucho texto, Lynott casi no modula, está como hablando rápido y contándote la historia. Mas bien recita.

Solo de guitarra más en el heavy que en el rock clásico. Todo es bueno y agradable al oído, te obliga a atender a causa de la gran cantidad de detalles que exponen. Es un tema que tiene mucho más de lo que aparenta.

Escalas con el bajo para reforzar a las guitarras, con mucho ritmo, muy Lynott.

Para rematar esta cara A nos queda Sarah, quizá lo más ochentero de este disco, percusiones con guitarras muy adulteradas, muy retocadas por efectos y con sintetizador.

Muy latino en la base rítmica.

Es una balada, pero al estilo de Thin Lizzy. Este grupo suena a si mismo, no a otra cosa.

Guitarra en el solo muy modificada, muy sintética, con mucho path de efectos por todo el tema.

Cara b

Got To Give It Up, voz sobre base lenta, con guitarra haciendo armónicos y a la que se le suma el bajo sutilmente. Manda la guitarra.

Para arrancar con fuerza, ritmo, riff… donde la voz se torna suave y por delante.

Canta muy claro, muy definido y con mucha contundencia y decisión.

La guitarra marca de forma continua un semi-riff en el estribillo para completar el fraseo.

El solo es rápido, muy aparente, con distorsión y pasando a voz con coros (estos con sonido grave).

Final con voz muy gorda, susurrante y casi opaca. El bajo octavando a estilo funk y guitarra cerrando el tema, sobre el riff.

En Get Out Of Here la guitarra se pone por delante, con riff y voces para acelerar el tema sobre la sección rítmica. Coros en el estribillo, con guitarra para cerrarlo, muy melódicas y marcando un riff con distorsión. El bajo hace un gran trabajo, estando muy presente, pero sólo tomando el control por momentos y dejando a Moore la fiesta.

Se percibe un solo sobre las líneas de la guitarra rítmica y el bajo con mucho gusto. Para acabar con Lynott casi hablando.

Las baterías son muy dinámicas y muy elaboradas, con mucho juego y fraseo, con coros finales respondiendo a la voz principal.

Así nos dejamos caer en With Love, donde entran todos los instrumentos juntos, con el riff y con notable fuerza.

La voz está más tranquila, suena a balada sobre los fraseos del bajo eléctrico y dejando a la guitarra muy libre, rellenando las frases vocales.

Guitarras distorsionadas para hacer la melodía y con la voz para completar. Quedando la guitarra de fondo, sobre la línea del bajo muy articulada, y progresando con maestría en el solo.

Tema muy agradable y pegadizo que sirve de antesala al momento más destacado del disco, con un sublime tema que justifica todo un disco (como si el resto de este trabajo no hablase bien de si mismo con holgura).

Roisin Dubh (Black Rose): A Rock Legend.

Guitarra marcando y conduciendo sobre la batería en un tema donde la velocidad es notoria.

Transmite fuerza, vigor. Con todos los elementos perfectamente situados y espaciados. Un riff muy pegadizo (todos muy distintos en cada uno de los diferentes temas del disco) donde la sección rítmica se manifiesta densa. No dejando huecos de sonido.

La voz te cuenta una historia, habla, narra, canta mucho, sobre un bajo maestro.

Todo es muy irlandés, el riff, los adornos, todo es Dublín. Si has estado allí (o en Galicia) lo entenderás, pues esto representa Irlanda, con un solo largo y muy tradicional, pareciéndose a una gaita. Este tema es fantástico. Claramente lo mejor del disco. Y este solo de guitarra concluye con un careo de guitarras, al son de la batería, como una marcha militar. La batería les da la réplica con un repique y las guitarras desarrollan unos reel totalmente folks.

Te quedas con la boca abierta, y acaban con una voz sola, en plan íntimo, en plan paz total.

Vuelve al rock para acabar con fuerza y trasladarnos al lado más heavy de la banda.

Tema largo que se te hace muy corto.

 

Con este disco te quedas embobado. Todo es bueno, el sonido, la presentación, las ideas compositivas, la ejecución y en gran medida la personalidad.

Este es un grupo muy particular por lo ya comentado en la introducción, pero sobre todo aprecias la gran calidad del trabajo presentado. Producto muy redondo.

La gran pena que tienes es que todo fue efímero, Lynott murió muy joven y este sueño se acabó demasiado pronto. Moore siguió su carrera e Irlanda perdió este gran sonido que la definía con voz clara en el mundo del rock (por suerte le quedaban otros buenos cartuchos, que ya iremos comentando).

Si no conoces a esta banda, creemos que debes darle una oportunidad. Si ya la conoces estarás con una sonrisa clavada en la cara (como nosotros).

 

Esto ha sido un placer.

 

 

 

 

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

©2018 Guitar Calavera Magazine / Diseño e implementación Pablo Villaverde | Estudio de Diseño

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account