Foo Fighters regresa a los escenarios con Dave Grohl sentado sobre un impresionante trono de guitarras