Review de Sold my Soul: “El rock no morirá mientras haya bandas como Sold my Soul, eso está claro.”

portada Sold my Soul

Seré sincero, como siempre. No conocía a la banda de nada. De hecho pensaba que Sold my Soul era el título del CD en vez del nombre de la banda, y que con ese título, o era death metal o algo más extremo. Sí, ya sé, debe ser deformación profesional, el caso es que cuando me lo pongo a escuchar solo me rondan dos cosas por la cabeza:

1ª) Me cuesta creer que a día de hoy, en la era de las superproducciones, protools y cientos de arreglos, sonido acojonantemente elaborado, etc., haya una banda como ésta, que suena tan pura que hasta parece que estás en el local de ensayo con ellos.

y 2ª) Ya no hay bandas así.

Investigando para daros un poco más de información, me voy enterando de qué va esto. No os contaré demasiado porque prefiero centrarme en la música. Sold my Soul son una banda polaca, ya por eso me caen mejor. Tienen un EP y un CD y vendrán de gira a España, donde pasarán por nuestra querida Sala Berlín, en Ourense.

“Tiene un solo de guitarra tan puro que parece que estuviésemos durmiendo dentro de la caja de los altavoces de un Marshall.”

Empezamos. El disco que aquí tengo comienza con un tema llamado “Dreams of Yesterday“, y eso mismo es lo que parece, un sueño del rock de ayer. La banda suena cojonuda, me recuerda por momentos a los Free o Bad Company, salvando las diferencias con el enorme Paul Rodgers o el hardrockero Ray Gillen. La voz es muy buena y tiene ese tipo de tono que se nos hace eternamente familiar, entre un gran cantante de voz de rock y soul.

El tema, para ser el primero que escucho, me deja un sabor de boca cojonudo y con ganas de más. Tiene un solo de guitarra tan puro que parece que estuviésemos durmiendo dentro de la caja de los altavoces de un Marshall. Me gusta.

“Special” es el segundo tema y yo no sé a qué juegan estos cabrones. Bueno sí, ya lo voy sabiendo. Esto rezuma a Led Zeppelin y Free, pasión por el rock bien hecho y tocado con alma. Por momentos Black Crowes pero menos soul. La misma pasión que un día nos hizo querer tocar un sol y un re abierto, y sentir el poder de un amplificador bien alto sigue vigente en temas como éste, en pleno 2015. El rock no morirá mientras haya bandas como Sold my Soul, eso está claro.

Cambio brutal de tono en el solo y momento enorme, tema pegadizo, sencillo y directo.

[pullquote]Gran guitarrista tienen estos polacos, sí señor.[/pullquote]”Teraz Albo Nigdy” es un tema a medio tiempo con poderosa intro y guitarras semi limpias en sus estrofas, poderoso y pesado estribillo con slide guitar cantado en su idioma natal, hermoso y pegadizo. El solo de slide me recuerda por momentos al Blackmore del Mark III de los Purple. Gran guitarrista tienen estos polacos, sí señor.

“One 2 Seven” es un tema que no se por qué, me recuerda a la onda de los AC/DC de Bon Scott del High Voltage pero con Paul Rodgers a la voz, juguetona.

“Temazo sin duda y solazo del que Jimmy Page se sentiría orgulloso.”

“Gonna Take Sometimes” es un tema directo de rock entrecortado, que podrían haber firmado los Whitesnake de Moody/Marsen. Aquí nuestro amigo vocalista saca el Rodgers del que no puede negar sentirse influido. Es un hermoso tema que a pesar del cierto sabor añejo que rezuma, nos hace olvidarnos por momentos de influencia alguna, igual es porque esta banda ha puesto el alma aquí. Temazo sin duda y solazo del que Jimmy Page se sentiría orgulloso. Como nota simpática, decir que los coros esos de “time, time, time…” parecen compuestos por los eternos Lennon y McCartney.

“Can’t Leave You Behind” en un principio me recuerda al sonido y estilo del Jake E. Lee de Badlands. Tema que promete, voz sigilosa, estructura que mil veces hemos oído y que mil veces ha funcionado más que bien. Se me pone la puta piel de gallina, putos cabrones polacos. Aquí hay pedazos de alma, joder. Y eso que este tema, que se promete ser de lo mejor del disco aún no ha explotado. Qué voz y qué forma de cantar, parece una de esas canciones que a pesar de ser nueva, ya te entran ganas de aprenderla a tocarla, tornándose en clásico.

[pullquote]Explota, Dios es brutal, esto es el puto sabor de Free y el Zeppelin III. [/pullquote]Enorme solo pageiano, buenisísimo, ya solo por este tema vale la pena la compra del CD y de una entrada. Joder ya nadie toca así y menos hoy en día, medio tiempo hipnótico, me encanta, sencillo y hermoso. Rock con mayúsculas, sí señor.

“Red Reality” es una canción más bluesera y abierta. Me recuerda un poco a la nueva oleada de bandas en la onda de Rival Sons. El cantante es enorme y cuanto más avanza el disco, mayores enteros gana este muchacho.

El tema parece que termina, pero un redoble militar lo empieza a invadir todo, solo como adentrándonos en algo. Guitarras dobladas, sencillo pero vicioso, explota, buen riff, debe ser el sonido de guitarra pero no me lo quito de la cabeza, una mezcla entre los primeros AC/DC y Zeppelin, vuelta al riff principal, me da a entender que en directo se soltarán más en esta parte.

“Let It Be” no es un cover del clásico de los Beatles, es un tema de rock directo, que funcionará a las mil delicias en directo, solazo de guitarra, sin duda.

“Wziac Zyje” comienza con un bajo en la más pura onda Free para dar paso a un octavado riff de guitarra, de nuevo cantado en su idioma natal. Suena de puta madre este medio tiempo, la banda recuerda a mil cosas y al mismo tiempo sigue sonando fresca, es curioso. Este tema volverá a la gente loca en directo, entre unos Sabbath menos satánicos y los Free, cojonudo tema cantado de la ostia, solo de wah muy Led Zeppelin en sus cortes, solo a modo de jam más suelto en plan años setenta y con bajo sonando de muerto. Esta gente sabe de rock y no poco.

“Lady Winter Blues” suena a un viento invernal como el que estos días asola nuestra amada Galicia, con unos acordes oscuros de guitarra, medio tiempo pesado, tema de algo más de seis minutos. Mi mente automáticamente, habiendo escuchado lo anterior, me dice: aquí hay tela. Un discreto teclado, hammond tal vez, en un segundo plano, no ensuciando para nada la esencia de la banda, pura directa y sencilla. Este tema es tal vez el más Free, Kossoff y Rodgers del disco. Se sueltan, dejan volar sus fantasmas e influencias sin miedo, eso es bueno y ante todo sincero, cosa que a mi modo de entender la música, les honra.

Después de la segunda estrofa se introduce en un solo de hermoso tono, tocado con un buen hacer y gusto increíble, aquí no hay demasiado sitio para excesos y demostraciones de técnica. Este sonido, banda y hacer se debe a una época y eso es lo que parece que estos muchachos quieren transmitirnos en cada acorde.

El tema cae, se relaja….

…y vuelta al estribillo, que por momentos me recuerda a los Cinderella más blueseros y menos maquillados.

“You Made Me Who I Am” es una balada en un formato más soul-pop que dentro de lo que es este disco, da una impresión de músicos más abiertos en los que la voz sigue siendo la conductora de todo. Buenos finales de estrofas que por momentos me recuerdan a un Richie Kotzen más alejado del estilo que lo dio a conocer. Gran voz en este tema, arriesgado sin duda, pero igualmente hermoso. Sitio perfecto para este tema al final del disco, bien pensado.

Y el disco termina con “Nie Znasz Mnie”, canción que levanta de nuevo el disco, en lo que suena a despedida de rock puro y duro, directo, sin concesiones o experimentos melódicos. Directo y de nuevo cantado en polaco. Un gran tema de directo.

Conclusión, banda cojonuda para tener el disco y que, por lo que a mi me parece, en directo será arrolladora. Menos es más, me han gustado y siempre es un placer descubrir bandas nuevas y si son como éstas, mejor. Me han encantado.

Dar gracias a Black Moon Creep Agency por el descubrimiento.

Salud y rock amigos, que al parecer tardará en morir.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

©2018 Guitar Calavera Magazine / Diseño e implementación Pablo Villaverde | Estudio de Diseño

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account