Wes Hauch y los nuevos pedales de Seymour Duncan