Leyendas Ilustradas del Rock: Tom Petty, el trovador del rock

Leyendas Ilustradas del Rock Tom Petty

A finales de los 70 el punk explotó en Inglaterra y Estados Unidos, decenas de grupos aparecieron y triunfaron a ambos lados del Atlántico imponiendo aquella música sencilla y furiosa que se alejaba de todo lo anterior. Pero en medio de aquella vorágine de distorsiones y caos, algunos –pocos– grupos consiguieron sacar la cabeza y triunfar haciendo la música que habían escuchado cuando eran adolescentes, música de raíces. Este fue el caso de Tom Petty & The Heartbreakers, que acabarían teniendo una de las carreras más longevas y exitosas de la historia del rock.

“Hay muy pocos músicos que tengan trabajo constante. Pero yo estaba seguro de que ganaría lo suficiente para ir tirando y ser feliz haciéndolo”

El niño que conoció al rey

Thomas Earl Petty, nació en Gainesville, Florida, el 20 de octubre de 1950. Creció bajo la sombra y el temor a un padre que lo maltrató desde que tenía cuatro años y que lo marcó de por vida. Su interés por la música comenzó a los 10 años cuando, gracias a su tío, conoció personalmente a Elvis Presley. Desde ese momento empezó a coleccionar discos y a soñar con ser una estrella. El impulso final llegaría en 1964, cuando vio a The Beatles en el Ed Sullivan Show y pensó, como tantos otros, que él también podría hacer aquello.

Comenzó a probar suerte en distintas bandas locales, Sundowner, The Epics y Mudcrutch, entre cuyos miembros se encontraban dos futuros (e inseparables) Heartbreakers: Mike Campbell y Benmont Tench.

Con este grupo consiguió un contrato con Shelter Records y se mudaron a Los Ángeles, pero no obtuvieron los resultados esperados, el single Depot Street editado en 1975, fue un fracaso, la banda nunca consiguió salir del circuito local y finalmente se disolvió.

Nacen los Heartbreakers

Instalado en los Ángeles, Petty conoció a gente del mundillo del rock y parece ser que fue Elliot Roberts, manager de Neil Young, quien lo convenció para que fuera el líder de su propia banda y así nació, en diciembre de 1975, Tom Petty and the Heartbreakers.

Su primer disco, editado en noviembre de 1976 y de nombre homónimo, pasó desapercibido en un primer momento entre el publico norteamericano, sin embargo, obtuvo cierto éxito en Inglaterra, gracias a la gira de presentación que realizaron por tierras británicas y especialmente e a su aparición en el programa “Top of the Pops”. Los ecos del éxito en las islas llegaron a Estados Unidos y la banda comenzó a conseguir cierta fama en su país, por lo que se reeditó el single Breakdown que alcanzó, ya en 1978, el Top 40.

Rompiendo corazones y escalando hacia el éxito

A partir de entonces su fama y sus ventas no pararon de crecer: su segundo disco You’re Gonna Get It! (1978) fue disco de oro y el genial Damm the Torpedoes (1979) vendió más de tres millones de copias. Además, los singles Don´t Do Me Like That y Refugee alcanzaron el n.º 10 y 15 respectivamente en la listas de éxitos. Seguirían Hard Promises (1981), Long After Dark (1982), Southern Accents (1985) y Puck Up The Plantation: Live! (1985), en el que mostraban sus capacidades en directo.

Durante los siguientes años los Heartbreakers y especialmente Petty, colaborarían con uno de sus grandes ídolos, Bob Dylan, que se los llevó de gira en 1986 por Australia, Japón y Estados Unidos y un año más tarde por Europa. Ya en 1987 lanzaron Let Me Up (I’ve Had Enough) en el que Dylan fue coautor, junto a Petty y Campbell, del tema Jammin Me.

1988 – 1990 un supergrupo y un álbum superventas

1988 dio el pistoletazo de salida a una intensa y fascinante etapa en la carrera de Tom Petty que se inició cuando comenzó a trabajar con Jeff Lyne en el que se sería su primer álbum en solitario. Lyne, que también estaba produciendo a Roy Orbison y a George Harrison, hizo de nexo de unión entre los tres artistas para grabar, casi como una broma, un tema de Harrison destinado a ser la cara B de su siguiente single.

El resultado de aquella sesión, el tema Handle With Care, grabado en el estudio casero de Bob Dylan y que también contó con la colaboración de este, fue tan satisfactorio que decidieron grabar un álbum completo, y así nació uno de los supergrupos más increíbles de la historia del rock, The Traveling Wilburys, formado por Bob Dylan, George Harrison, Tom Petty, Roy Orbison y Jeff Lyne. El álbum, llamado The Traveling Wilburys Vol. 1, apareció en octubre de 1988, alcanzó el puesto n.º 3 en las listas americanas y vendió más de dos millones de copias.

Pocos meses después, en abril de 1989, se editó Full Moon Fever, primer disco en solitario de Petty y su mayor éxito comercial –más de ocho millones de copias–, que incluía entre otras perlas de rock, el que probablemente sea su tema más popular Free Fallin. Tanto los miembros de los Traveling Wilburys como los de los Heartbreakers contribuyeron en la grabación del disco, que en palabras del propio Petty, fue “la más agradable de su carrera”.

En 1990 vio la luz The Traveling Wilburys Vol.3, segundo disco de la superbanda. Tanto las críticas como las ventas fueron decepcionantes, lo cual, añadido a la muerte de Roy Orbison unos meses antes, dio como resultado que el grupo no volviera a editar nuevo material.

Vuelta a los Heartbreakers

Portada del disco Wildflowers

En 1991 se reunificaron los Hearbrekers y lanzaron Into The Great Wide Open, que fue otro sonoro éxito y apenas dos años después apareció su Greatest Hits, que acabaría vendiendo más de 14 millones de copias. En 1994 llegó el segundo disco en solitario de Petty, Wildflowers, con el que de nuevo consiguió unas ventas millonarias –cuatro millones y medio de copias– y el aplauso unánime por parte del público y la crítica. La banda sonora de la película She’s The One (1996) fue el siguiente trabajo de los Heartbrekers. Después llegarían Echo (1999), The Last DJ (2002) y el tercer álbum en solitario de Petty, Highway (2006).

Regreso a los orígenes

En 2007, Petty reunió a la banda que había sido la semilla de los Heartbrekers, Mudcrutch, con los que editó un disco homónimo en 2008 (n.º 8 en las listas norteamericanas) y un EP en directo en 2009, Extended Play Live. En 2010 llegó un nuevo álbum de los Heartbreakers, Mojo, con aires bluseros, que alcanzó el segundo puesto en las listas norteamericanas. En 2012 se embarcaron en una gira mundial, visitando Europa por primera vez en 20 años y en 2014 editaron el disco Hypnotic Eye, que alcanzó, por primera vez en su carrera, el n.º 1 en las listas de éxitos norteamericanas.

En mayo de 2016 apareció un nuevo álbum de Mudcrutch, llamado simplemente 2. Apenas un mes antes, los Heartbreakers habían comenzado la gira de su 40 aniversario que los llevaría por todo Estados Unidos hasta los Ángeles, donde dieron su último concierto, el 25 de septiembre de 2017. Una semana después, Tom Petty falleció.

Su muerte, el 2 de octubre de 2017 a causa de un paro cardíaco a los 66 años de edad, frenó lo que hasta ese momento había sido la carrera con la que todo músico sueña… llena de éxitos, ventas millonarias –se calcula que más de 80 millones de discos vendidos en todo el mundo–, giras triunfales, colaboraciones con los más grandes, premios y reconocimientos de todo tipo, pero sobretodo, llena de honestidad. Durante toda su carrera, Petty fue fiel a su propio estilo, fiel a ese rock que escuchaba cuando era adolescente y que tenía sus raíces en lo más profundo del corazón de los Estados Unidos. La carrera con la que habría soñado aquel chaval de 10 años que conoció a Elvis en Florida.

©2018 Guitar Calavera Magazine / Diseño e implementación Pablo Villaverde | Estudio de Diseño

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?