Leyendas Ilustradas del Rock: Iggy Pop, el padrino del Punk

En 1967 los jóvenes ingleses y americanos se vestían con ropajes orientales de colorines, llevaban flores en el pelo y creían que iban a cambiar el mundo y parar la guerra cantando All you need is love. Dos años más tarde, en 1969 Iggy Pop, al frente de The Stooges, cantaba I wanna be your dog, mientras se mutilaba y sangraba en el escenario… el contraste no debió de ser muy fácil de encajar para la generación del verano del amor.

“Creo que soy distinto cuando estoy arriba, si… Aunque eso le pasa a mucha gente”

James Newell Osterberg nació el 21 de abril de 1947 en Muskegon (Michigan), aunque creció en Detroit, adoptó el apodo de “Iggy” por una de las muchas bandas en las que tocó siendo adolescente, The Iguanas. En 1967, inspirado por los músicos de blues de Chicago y por la banda de rock duro MC5, que también eran de Detroit, formó The Psychedelic Stooges, que finalmente simplificó su nombre a “The Stooges”, casi al tiempo que Iggy adoptada el apellido “Pop”.

Su disco de debut The Stooges, editado en 1969, obtuvo críticas divididas y no muy buenas ventas, pero visto con perspectiva, temas como No Fun o I Wanna Be Your Dog, adelantaron el punk 10 años. Su siguiente disco, Fun House, se publicó un año después, en 1970, presentaba una considerable mejoría en cuanto al sonido y algunos temazos como Loose, T.V. Eye o Dirt, pero obtuvo la misma suerte que su predecesor, incluso las ventas fueron inferiores, y de nuevo, necesitó del paso del tiempo y la perspectiva de los años para ser reconocido como uno de los grandes discos de la historia del rock. Al igual que sucedió, casi por la misma época, con The Velvet Underground, The Stooges nunca consiguieron unas ventas a la altura de su enorme influencia.

Excesivo dentro y fuera del escenario

La actitud excesiva y salvaje de la que hacían alarde los miembros de The Stooges en el escenario, especialmente Iggy, era reflejo de su vida personal y esto causó estragos en la banda. Todos sus miembros estaban enganchados a la heroína o al alcohol, lo que llevó a un continuo cambio de músicos que entraban y salían de la banda, y que derivó finalmente, en su disolución en 1971.

En este punto, se cruzó en la vida de Iggy Pop, un personaje fundamental en el desarrollo de su carrera artística, el gran David R. Jones, más conocido como David Bowie. Este convenció a Iggy de irse a Londres a grabar un nuevo disco, para el que reclutaron al guitarrista James Williamson, con el que Iggy compuso los nuevos temas, y a los hermanos Ron y Scotty Asheton (miembros originales de The Stooges), que ocuparon bajo y batería. Y de aquí salió otro disco notable: Raw Power. El álbum, editado en 1973, estuvo rodeado de polémica, pues la gente de Columbia (el sello con el que acababan de fichar) quedó decepcionada con las grabaciones y pidió a Bowie que rebajara en la mezcla la excesiva agresividad que Iggy había proyectado para el disco. Aún así, el resultado fue un disco directo, crudo, de auténtico rock, con temazos como Gimme Danger, Penetration y especialmente Search And Destroy, el tema más popular de The Stooges. Pero de nuevo, las ventas no estuvieron a la altura de las expectativas ni de la calidad del disco. Sin embargo, sería una verdadera fuente de inspiración para los grupos del movimiento punk que comenzaba a gestarse por aquella época y que tiempo después otorgarían a Iggy Pop el título de “Padrino del Punk”.

Pero un año de gira, unido a los problemas de adicción de Iggy a la heroína, terminaron por deshacer definitivamente a la banda. Iggy entró en una institución mental en 1974 y permaneció retirado durante un par de años. No volvería a editar un disco hasta 1977, su gran año.

Efectivamente, después de su parón, Bowie se lo llevó a Berlín, donde estaba trabajando por aquella época, y allí colaboraron para componer y producir el primer gran éxito de Iggy Pop: The Idiot, editado en marzo de 1977. Con un sonido más sosegado que el que solía tener con The Stooges, que el propio Iggy definió lo como “James Brown se encuentra con Kraftwerk”, Iggy y Bowie consiguieron una inquietante mezcla de estilos y sonidos con el que consiguieron el aplauso de la crítica y del público.

Y con “Lust for Life” llegó el boom

Pero el gran bombazo de Iggy Pop llegó apenas cinco meses después, con el album Lust For Life. Grabado en el mismo estudio berlinés que The Idiot, producido y compuesto mano a mano con David Bowie, este segundo disco subía las calorías respecto al anterior y aunque la presencia de Bowie es muy evidente (además de ser co-compositor de la mayoría de los temas, toca el piano y hace coros) suena más contundente y rockero que el anterior, pero todavía lejos de la agresividad de The Stooges. El disco estaba lleno de buenas canciones como Lust For Life, Some Weir Sin, Neighborhood Threat o The Passenger (uno de los pocos en los que Bowie no participó en su composición), que fue lanzado como single y que es probablemente el tema más conocido de Iggy Pop en solitario.

Se vendieron aproximadamente un millón de copias en todo el mundo, por lo que fue su mayor éxito comercial. Y para completar su mejor año, en noviembre se editó Kill City, una colección de fantásticos temas que había grabado en 1975 (durante su retiro) junto a James Williamson, volvió a salir de gira (y se llevó a Bowie para hacer los teclados) y su fama creció más si cabe con el estallido del punk, que lo señaló como una sus mayores influencias.

A partir de 1977 continuó publicando buenos discos, siempre rodeado de buenos y generalmente famosos músicos y productores, aunque nunca consiguió repetir el éxito de Lust for Life o The Idiot. New Values (1979), Soldier (1980), Party (1981), Zombie Birdhouse (1982), Blah, Blah, Blah (1986), Instinct (1988), Brick by Brick (1990), American Caesar (1993), Naughthy Little Doggie (1996) Avenue B (1999), Beat ’em up (2001) y Skull Ring en 2003, en el que colaboraron los hermanos Asheton y que precipitó que ese mismo año se volvieran a reunir The Stooges. Tras varios años de giras, editaron en 2007 un nuevo disco: The Weirdness. Desde entonces Iggy ha alternado su trabajo en solitario con la actividad con The Stooges. En 2009 editó Preliminaires, y en 2012 Aprés, ambos con aires jazz, un año después vio la luz un nuevo trabajo con The Stooges, Ready to Die, y en 2016 editó su último trabajo hasta la fecha Post Pop Depression.

Pero a pesar del mayor o menor éxito de sus discos, lo cierto es que Iggy Pop se ha mantenido como uno los intérpretes en directo más fascinantes de la historia del rock, y ni la edad ni las drogas han parecido haberle robado la energía que desprende en cada uno de los conciertos que ha dado desde los años 60, en los que dejaba atónitos a los chicos de la generación del amor sangrando sobre el escenario.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

©2018 Guitar Calavera Magazine / Diseño e implementación Pablo Villaverde | Estudio de Diseño

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account