Rock potente de corte moderno con Leif De Leeuw Band, 2017 en su “Until Better Times”

0

Power rock en una banda liderada por el guitarrista Leif De Leeuw, de corte y estructura clásica con fuerza y un sonido que, si bien recuerda a tiempos añejos, tiene una producción moderna, en la onda ya marcada a fuego por Bonamassa y demás corriente americana. Aprovechamos que se encuentra de gira para hablaros de su disco.

portada disco Until Better Times - Leif De Leeuw Band La Leif De Leeuw Band es un grupo con un sonido cuidado y que pivota sobre la personal voz de la cantante Britt Jansen. La banda destaca por su sonoridad guitarrera, con gusto y notas muy medidas. Quizá un poco apagado el papel del bajo eléctrico, donde se le pediría un poco más de presencia para hacer destacar en mayor medida al resto de la banda. La batería es sólida, pero también, en mi opinión, demasiado plana y elemental.

Comenzamos el análisis con All Coming Back, con guitarras distorsionadas y batería que se suma con peso. Un riff pegadizo al que se añade el bajo. Luce este tema capas sonoras y un regusto a power rock moderno, destacando la personalidad de la voz de la cantante, con carácter y siempre acompañada por la guitarra, que remata sus frases.

Solo agudo con pocas notas, es más de ambiente y sensaciones, de crear atmósfera, derivando hacia sonidos algo progresivos, sin perder la fuerza del power rock, un poco en la onda de Black Country Communion o de Zakk Wylde, dejando entrever detalles de virtuosismo. Siempre todo sobre el mismo riff.

Nos deja a las puertas de Listen Here People, en la onda blues, algo Bonamassa sobre la tranquila voz de Britt. Modulando de forma hábil y apoyando al ritmo principal.

Es bastante power blues, propio del siglo XXI, se nota moderno, con aire.

En Until Better Times, el arranque es melódico, muy expresivo, muy country. La voz frena un poco el rollo con el que empieza y la batería es muy correcta. El bajo algo saltarín y con algún fraseo interesante en segundo plano.

La voz de Britt apunta mucho al country y en este estilo musical me pega más, creo que es donde más cómoda se encuentra. La guitarra es expresiva, sutil, fina y en este tema presenta algún notable cambio dinámico.

Como cuarto corte nos encontramos con Getting Older, y nos vamos a los 70s con un ritmo ágil y la voz pilotando, de nuevo, hacia el country.

El grupo parece contenido, quizá culpa de la producción, y aparenta que en directo puede sonar con más sustancia y vigor. Esta sensación la tienes en todo el disco.

Solo de guitarra delicado, tranquilo, narrativo.

Thank You con base rítmica presionando en segundo plano, las guitarras arpegiadas y con fino desarrollo de fondo. La batería manda y todo se vuelve más rockero, para templar otra vez sobre la batería y el bombo.

Mr. Hangman, otro blues con mucho feeling, con guitarra melodiosa y la voz sobre el bajo, lento, denso. Parando el tiempo, ralentizándolo todo, cortando el ritmo y avance del tema y dejando una voz más intimista, con otro sabor.

Nos vamos directamente a Doing It All Right, con alegría, ritmo algo caribeño, un soplo de interés y originalidad. Se agradece escucharlos en otra onda, un poco a lo Jefferson Airplane, con el bajo presionando y con voces dobladas sobre este ritmo algo más popero, más animado, más post-Beatle.

El siguiente tema es Afraid To Fly, con otro comienzo de riff guitarrero, sincopado y entra el bajo para llevarte hacia los 80s, con mucho riff dejando que todo el peso recaiga en esta guitarra protagonista. Y la voz doblando a la guitarra sobre una sección rítmica sólida pero algo impersonal, quizá muy aséptica.

En Talking All My Time, la batería entra con la voz, con algo más de fuerza y guitarra desarrollando líneas. El bajo es fuerte y doblando a la voz, marcando la sucesión de acordes con grosor, con densidad.

Encarando el final del CD llega Be Loyal, dejando la voz de Britt más alegre, con la impresión de que siempre canta en el mismo tono. El tema intenta ganar fuerza poco a poco con algunos cambios de intensidad y silencios generales para dejar jugar y oír a la guitarra acústica y a unos coros suaves hacia el final.

Acabamos este análisis con Dysphoria, de fraseo inicial con guitarra, lento, espacioso, apagado y con la voz de la cantante suave, íntima, relajada.

La voz es casi llorosa, una balada que quiere ir ganando cuerpo e intensidad. El bajo ayuda mucho a meter ese cuerpo y dar sustancia. Es un tema triste.

El disco, en términos generales, te da la sensación de que esta banda funciona mejor en directo. Tienes todo el tiempo la impresión de que la producción se ha quedado algo fofa, a pesar de que, técnicamente, no hay mucho que reprochar. La voz de Britt es personal, con carácter, y parece que se encuentra mejor en ciertos géneros musicales. Ahora, solo me queda escuchar a esta gente en directo, donde seguro que ganan un par de enteros.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Bru Vidal

Nacido en Vigo, y metido en el mundo de la música de forma tardía. Desde temprana edad su obsesión musical era el bajo eléctrico, en parte por culpa de John Deacon (Queen), y en cuanto pudo se metió de lleno con el citado instrumento. En su formación, continuada, deja un importante espacio para el jazz, de donde extrae ideas y recursos a la hora de plantear sus composiciones. Es músico, arreglista y compositor en la banda Winter Project, en la que se esfuerza por desarrollar su experiencia musical. Se siente a gusto en prácticamente todos los estilos musicales, aunque está más cómodo en el jazz y rock de los 60s, y 70s. Gran aficionado al disco de vinilo y a analizar discos para obtener de ellos información útil para mejorar como músico. Luthier aficionado colaborador de la marca Galicia Customs Guitars, ha desarrollado y diseñado varias guitarras y bajos eléctricos. Actualmente usa de forma habitual varias de sus creaciones y en su banda también alguna guitarra es de su factura.

Ver
Ocultar