FuckYou! Get Shredded 2019 revienta la Capitol

El pasado sábado 20 de abril tuvo lugar un encuentro un tanto inesperado frente a las puertas de la sala Capitol y es que, mientras cientos de metaleros comenzábamos a afincarnos junto a las puertas de la sala a la espera de ver a 3 grandes fenónemos del panorama nacional actual, también lo hacían en la otra esquina de la acera ciento de feligreses dispuestos a ver la procesión de Semana Santa que comenzaba su ruta en esa misma calle.

Fotografías y texto: Paula Seoane

De esta manera, un tanto confusos y en silencio, a las 20:00 en punto los “seguidores de satán” –y qué mejor nombre para describirlo después de lo que vino después-, comenzamos a entrar en la sala compostelana con unas ansias cada vez mayores de ver lo que se avecinaba.

Y si bien la excitación del público –o quizás la mía propia tras lo que para mi ha parecido una eternidad lejos de los escenarios- era palpable en el ambiente, la espera se vió bien recompensada en cuanto los chicos de Strikeback subieron al escenario con una energía atronadora. Animando a acercarse al público que tímidamente iba entrando en la sala, los coruñeses sacudieron a golpe de riffs y potentes letras a todos los asistentes.

Con temas de Share your Hate (2014) y The Plague (2018), álbum que continúan presentando y que os recomiendo encarecidamente que escuchéis cuanto antes, la Capitol se convirtió rápidamente en una amalgama de melenas incontrolables incapaces de no seguir el ritmo de la música. Y es que, con los ánimos constantes de la banda y la enorme energía que desprendían sus instrumentos, poco tardaron en formarse los primeros circle pits de la noche. Terminando con The Plague, tema que, como ya sabéis, da nombre a su último disco, la banda coruñesa se despidió de un público que, después de haberlo dado todo durante la actuación, seguía ávido de más metal en sangre.

Tocaba ahora el turno de los anfitriones: Display of Power. El tributo a Pantera que lleva sobre las tablas desde el año 2002 y que ha girado por infinidad de salas así como festivales tales como el Resurrection Fest, Hellfest o SWR Barroselas, ofrece –y con crecres- aquello que afirman en su biografía de Facebook: “Un show en el que respetan lo más fielmente posible los temas de Pantera, así como su sonido en directo.” Y es que en esta ocasión, y con una Capitol que poco a poco iba llenándose cada vez más, Display of Power subió al escenario decidido a arrasar con todo.

Haciendo un recorrido por los temas más emblemáticos de la banda estadounidense, los coruñeses volvieron a poner a toda la sala en movimiento cantando a pleno pulmón al ritmo de las letras de la legendaria banda de groove. Además, los walls of death y mosh pits no tardaron en aparecer y es que, ¿quién podría estarse quieto ante tal espectáculo?

Una de las primeras sorpresas llegó cuando le tocó el turno a The art of shredding, tema en el que Liber, cantante de Strikeback, subió junto a sus paisanos para ofrecernos este tema en su versión más brutal. Con una colaboración increíble y una puesta en escena envidiable, el show llegaba a su fin, el cual terminó con Castaño, vocalista de la formación, llevando una careta de demonio durante los últimos temas; lo que terminó de calentar –nunca mejor dicho- a un público que ya había dado buena cuenta de la botella de whisky que la banda repartió durante el bolo.

 

Finalmente, le llegaba el turno a Vita Imana y, con ello, los fans más acérrimos por fin dieron ese “pasito pa’lante, María” que se pidió en alguna ocasión a lo largo de la velada. Los madrileños, que venían presentando tanto nuevo disco, Bosa (2019), como nueva formación, rompieron con todo desde el minuto 1. Y es que los guturales de Mero -a quién también conoceréis por ser el vocalista de Cuernos de Chivo- hicieron retumbar la ciudad entera. Como bien explicó durante el concierto, preparar un setlist nunca es fácil y menos cuando, por así decirlo, acabas de aterrizar. Sin embargo, la banda hizo un gran trabajo equilibrando temas antiguos como Seis Almas o Animal, con temas del nuevo disco.

La reacción del público no se hizo esperar y desde que pusieron el primer pie en el escenario y comenzaron a sonar, cientos de cuerpos y cabezas comenzaron a moverse y cantar al ritmo de la atronadora música de Vita Imana, a quiénes ya echábamos de menos por nuestras tierras, aunque no hiciese tanto desde su última visita. Con un ritmo frenético y unas percusiones impecables, la sala entera comenzó a calentarse más y más, regalándoles momentos de pura pasión y voces que acabaron rasgadas tras gritar todas y cada una de las letras del setlist que la banda había preparado.

La noche llegó a su fin dejando a todos los asistentes con un muy buen sabor de boca y ganas de más. Y es que las tres bandas lo dieron todo desde el principio y la calidad en directo se dejó notar, y mucho, a lo largo de toda la velada. Lo que ha contribuído, todavía más, a que esperemos con ansias tanto la edición del Fuck You! Get Shredded del año que viene, como más conciertos de las que formaron parte de él este año.

Galería de Strikeback

Galería de Display of Power

Galería de Vita Imana

©2019 Guitar Calavera Magazine / Diseño e implementación Pablo Villaverde | Estudio de Diseño

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account