Yngwie Malmsteen: “No voy a grabar más discos, si hubiera mercado lo haría, pero no lo hay…”

Entrevista Yngwie Malmsteen

Rodney Holder, autor del blog australiano Music Business Facts, ha realizado hace poco una entrevista al legendario guitarrista Yngwie Malmsteen, en las que el sueco ha soltado unas polémicas declaraciones sobre el negocio de la música. Si quieres escuchar la entrevista completa, puedes hacerlo a través del la página web donde se encuentra la entrevista en versión original. Nuestra compañera María del Carmen Tajuelo la ha traducido para los lectores de Guitar Calavera.

¿Por qué has tomado la decisión de no seguir vendiendo CD físicos?

Nunca olvidaré el momento en el que dejé de grabar discos. La distribuidora que teníamos era una de las grandes y distribuían para todo el mundo, incluidos los grandes sellos. Yo tenía mi propio sello discográfico, Rising Force Records, con el que grababa discos, pero tenía que distribuirlos a las cadenas y a los minoristas. Ahora estos han desaparecido (ya no hay más ventas físicas), así que no voy a grabar más discos para que no vayan a ningún lado. Aquella fue la decisión que tomé. Y deberías haber visto aquello… Era como si estuvieran corriendo a mi alrededor… Era como si estuvieran arrodillados suplicándome: “¡Por favor, graba un CD, por favor!” Bueno, lo siento. Si hubiera un mercado, es lo que haría, pero no lo hay… En los Estados Unidos, ya no hay cadenas de discos, ya no hay más Tower Records, ni Virgin Megastores, ni Spec’s, ni Coconuts… Todas las tiendas y cadenas de discos han cerrado, ya no existen. No existen. Y los dos únicos sitios donde todavía podías comprar discos eran Best Buy y Wal-Mart. Y ahora, ya no los venden. En Estados Unidos, ya no hay ninguna tienda donde puedas ir a comprar un CD. Es así.

¿Qué piensas con respecto a que algunos artistas se enfrentan al hecho de que solo hacen música por dinero, creyendo que de algún modo eso disminuye su valor?

Es un modo extraño de ver las cosas, porque no sé cómo estos artistas graban discos. Pero a mí, grabar un disco me cuesta mucho dinero, mucho dinero. Además de sangre, sudor y lágrimas, y tengo una familia que mantener. Así que no veo las cosas de ese modo. Yo lo veo como si yo creo algo y alguien lo quiere, no es gratis. ¿Por qué debería ser gratis? Gratis, ¿qué es eso? Gratis. Es como si voy a una gasolinera y digo: “Quiero gasolina gratis para mi coche”. Ni si quiera se acerca a eso. Es diferente. No sé con qué compararlo. Me refiero a que cualquiera que se dedique a esto a tiempo completo y no trabaje en otra cosa ni haga música por amor al arte, entendería mi forma de pensar. Porque los costes de grabar un disco son muy altos, es mucho dinero. Y eso es solo la parte económica. Luego tienes todo el esfuerzo, sangre, sudor, lágrimas y alma, ya que entregas tu cuerpo y alma a grabarlo. Pienso que son un poco hipócritas aquellos artistas que se enfrentan a la idea de hacer arte solo por dinero. Porque la cosa está en que si salen por ahí, por ejemplo, a cenar o lo que sea… ¿Van a pagar con su música?

¿Hay un lugar para que los sellos ayuden a que las bandas jóvenes comercialicen su música?

Ya no pienso de la manera tradicional, parece que ya no vale la pena, pero creo que ahora, con todo esto de YouTube y cosas por el estilo, es todo una bendición y maldición (a la vez). La parte buena es que hay una especie de escenario libre, que ya no es tan estricto ni formulado como solía ser. Pero la parte mala, es que no es comparable con el pasado, cuando de las 40 bandas de la ciudad, dos lo conseguían y vendían cantidades ingentes de discos, y a cambio, conseguían que los sellos buscaran más bandas, lo que a su vez, animaba a los jóvenes a hacer lo que querían, porque “ellos también querían pasar a un primer plano”. Siempre ha habido una zanahoria delante del burro, por así decirlo, y ahora ya no la hay, porque al final del día dices: “Vale, tengo un vídeo en YouTube“. ¿Y qué? También lo tienen otros cuatro mil millones de personas. Recuerdo cuando era pequeño, que si tenías tu nombre en un vinilo, era como si estuviera escrito en los muros del Valhala, y de repente, estabas hablando con el mismísimo Odin y comiendo en la mesa con los dioses. Tú eras el que realmente importaba, no eras cualquier chico buscándoselas en un garaje cualquiera. Ya no hay esa diferencia, es como si todo fuese igual. Y para mí, en ese sentido, la magia ha desaparecido. No sé si los jóvenes entienden lo que quiero decir cuando digo eso, pero recuerdo cuando era joven que soñaba con ello porque no sabías nada sobre las bandas, ni sobre los artistas que te gustaban, realmente te basabas en tu propia imaginación. Cuando te convertías en uno de los grandes, en uno de esos artistas que admirabas, eso era un gran acontecimiento. Ahora, no sé si veo que… De nuevo, no estoy diciendo que no haya buenas bandas, no digo que no haya buena música. Sé que a Gene Simmons (Kiss), amigo mío, le interpretaron mal sus comentarios no hace mucho. Dijeron que había dicho que todo era una mierda. Eso no es lo que quería decir. Quería decir que la industria había desaparecido, el dinero… las grandes ruedas que giraban, con todo el mundo metido en todo, eso ha desaparecido, y no es su opinión, es un hecho. Y ha desaparecido.

¿Piensas que vender música digitalmente es un negocio rentable?

Es algo que funciona, pero hasta cierto punto, ya sabes. Por desgracia, esta es la raíz de todos los males. Lo que pasó fue que cuando la mayoría de la gente se dio cuenta de que podían conseguir un disco sin pagar, dijeron: “No voy a pagar diez dólares por ello”. Y esos diez dólares multiplicados por… cientos de miles de títulos… se ha traducido a que toda esa gente que he mencionado antes que estaba metida en todo no tenían nada que llevarse. Y por eso, ya no ves una nueva banda cada semana en MTV o VH1, no los ves allí. Ya no hay bandas porque no hay… Ninguna banda consiguió que la contratasen porque los sellos querían ser amables con ellas. No, consiguieron que las contratasen porque los sellos querían ganar dinero con ellas. Los sellos querían ganar dinero. Y cuando los sellos se dieron cuenta de que la venta de música ya no generaba beneficios, básicamente todos cerraron. Me refiero a que todavía cuelgo discos en iTunes, y pienso que iTunes es genial. Pero la cosa está en que hay un montón de gente que prefiere no conseguir música de la manera correcta, y eso daña a todos, por desgracia.

[Versión original de la entrevista a Yngwie]

0 Comentarios

Contesta

©2018 Guitar Calavera Magazine

o

Create Account

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account