Crónica de Nashville Pussy y The Lizards en Santiago

El Jueves 23 de Noviembre tuvimos ocasión de disfrutar en Santiago de Compostela de un magnífico Route Resurrection con la banda estadounidense de Hard Rock Nashville Pussy.

 

La velada la abría una banda de Punk Rock de Barcelona que nos sorprendió y encantó: The Lizzards. El trío formado por Carla (Guitarra y voz) Judith (Bajo) y Edgar (Batería) comenzó fuerte desde el primer momento. Judith no paraba de moverse con energía por el escenario mientras que la banda daba una cañera lección de lo que debería ser el punk. Con un setlist equilibrado con temas de los dos discos que tienen hasta ahora, ‘Stalking the prey‘ y ‘Road to Anywhere‘, dieron un espectáculo musical del que los mismísimos Ramones estarían orgullosos. Nos confesaban que era la primera vez que tocaban en Santiago. Esperamos que vuelvan pronto, nosotros no nos lo perderemos.

Nashville Pussy entraban después. Arrollando desde el primer momento con el tema ‘Everybody’s fault but Mine‘ de su último disco de estudio Up the Dosage (2014), disco que dominaría el setlist del show. Entre los temas de dicho álbum intercalaban también temas más clásicos de su Hard Rock sureño más sinverguenza.

Para el sexto tema del concierto, ‘Hate and Whisky‘ del disco Get Some (2005) el vocalista Blaine Cartwright nos presentó a una nueva protagonista del espectáculo: una botella de Jack Daniels, de la que ofreció un trago al batería Ben Thomas.

 

Después del ‘Going Down Swinging‘, también del Get some, nos ofrecieron un tema inédito, ‘We Want War‘. Un par de temas del álbum Up the dosage (2014) incluyendo el tema homónimo y tocarían el cover del tema ‘Can’t you see‘ de los Marshall Tucker Band, mítica banda de Doug Gray.  

 

Para el siguiente tema, ‘Go to hell‘ Blaine cambiaría su gorra de visera por un sombrero negro tejano y su guitarra por una Gibson Explorer negra. Dan paso a ‘Good night for a heart attack‘ con solos de guitarra tanto de Blaine como de su esposa y guitarrista Ruyter Suys, cuya energía en las cuerdas y sobre el escenario la convierten en protagonista del show.

 

Tras un solo de batería de Ben realizan las presentaciones de los miembros de la banda y Blaine brinda con cerveza bebiendo de su sombrero.  Con el ultimo tema ‘Pussy is not a dirty word‘, la botella de Whisky sigue circulando entre los componentes de la banda. Ruyter amenaza con escupir un trago sobre el público, que termina vertiendo sobre un fan en primera fila.

 

El público está entregado y la banda lo esta disfrutando, así que no se hacen de rogar para los bis. Continuan tocando ‘Struttin’ Cock’ y ‘Why why why‘. Tras este último tema, Blaine hace un alto para brindar con su botella y recordar al recientemente fallecido Malcom Young, fundador de AC/DC, y tocan ‘Gimme a Bullet‘ de dicha banda.

Finalizan con ‘Go motherfucker Go‘ regando al público con cerveza y recibiendo una más que merecida ovación por un gran espectáculo de Hard Rock. Una noche inolvidable de Rock sinverguenza y sin complejos, con la energía de un ‘truck’ americano imparable. Los que los han disfrutado alguna vez ya saben de lo que hablo.

 

Galería y setlist: Nashville Pussy + The Lizards

Nashville Pussy

 

Intro
Everybodys fault but mine    
Piece of ass
Pillbilly Blues
I’m so high
Rub it to death
Hate and Whiskey
Going Down Swinging
We want war
Till the meat falls off the bone
Up the dosage
Cant you see
Go to hell
Good night for a Heart Attack
Pussy’s not a dirty word
Struttin cock
Why why why
Go motherfucker Go

 

The Lizards

 

Burning City
Stalking the prey
Gidorah
Give me all you got
Beware
Road to anywere
Bitch
Sing Out Loud
Twisted Mind

Redacción: Javier Ogeros
Fotografías: Jina Estrada

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

©2018 Guitar Calavera Magazine / Diseño e implementación Pablo Villaverde | Estudio de Diseño

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?